La ansiedad se manifiesta cuando nuestro sistema identifica alguna posible amenaza o situación que nos pone en peligro o genera estrés, muchas consultas de psicólogos y psiquiatras se encuentran llenas de pacientes deseosos de encontrar la respuesta de cómo curar la ansiedad, conversé con una de éstas especialistas y les sorprenderá mucho la técnica que me sugirió.

“La mente domina al cuerpo” he escuchado varias veces, la especialista mencionada concordó con ello al decirme “sólo debes racionalizar los posibles escenarios en los que puede resultar la situación que te produce ansiedad”.

Sí, se trata de un sencillo proceso en que desde nuestra capacidad de análisis llevamos la situación al tamaño correcto, esto nos permite sentirnos más seguros de afrontarla y ser más certeros en nuestra actuación respecto a ella.

A continuación describiré en unos pocos pasos el detalle de esta técnica para el manejo de la ansiedad:

  1. En base a la situación que te tiene preocupado, identifica el factor origen de tu molestia o estrés. Una vez identificado podrás comenzar a trabajar con él.
  2. Piensa sobre los posibles escenarios que pueden ocurrir respecto a la situación que te produce ansiedad. Toma medidas para disminuir sus posibles impactos sobre los resultados que realmente esperas. Es probable que te des cuenta que incluso el peor de los escenarios podrá ser manejado por ti.
  3. Toma el control de la situación, sé valiente, ya has racionalizado lo que te preocupa y has puesto límite a los posibles escenarios desfavorables que pensaste. La única forma de saber qué pasará es viviendo la experiencia.

Como ejemplo de lo anterior, un caso cotidiano de un atleta que se encuentra a una semana de una competencia deportiva:

  1. Situación que le preocupa: lesionarse en pleno desempeño del evento y no poder seguir participando.
  2. Lesión por falta de acondicionamiento de sus músculos debido a errores en el estiramiento previo: deberá asegurarse de repasar todos los ejercicios que le permitirán acondicionar su cuerpo de forma adecuada.
  3. Con la preparación anterior, de seguro ha disminuido su ansiedad respecto a la competición, resta asistir y demostrar su condición física.como curar la ansiedad