¿Cuál es la diferencia entre los nuevos cepillos de dientes eléctricos que se han puesto ahora tan de moda, y los cepillos manuales de toda la vida? Pues cierto es que los cepillos manuales cuentan con algunas ventajas de las que no disponen los eléctricos, por ejemplo, son más fácil de transportar.

Un cepillo manual lo metes en cualquier parte y los hay incluso plegables, ocupan menos espacio eso sí es verdad. También es cierto que los cepillos manuales siguen siendo más económicos, y por último son más recomendados para niños ya que ejercen una menor presión sobre la encía, con lo que hay menor riesgo de que se hagan daño.

Cepillos dientes electricos¿Y entonces cuáles son las ventajas de un cepillo de dientes eléctrico?

La principal y más clara es su efectividad, son mucho más eficaces que los cepillos manuales a la hora de terminar, sobre todo, con la placa bacteriana, tienen más complementos que aseguran una limpieza total, y además son totalmente recomendables y en algunos casos, hasta son obligatorios para personas con movilidad reducida, para personas que padezcan enfermedades como el reuma o con cualquier tipo de problema médico en muñeca, codo y hombro, con el cepillo eléctrico serán totalmente independientes de nuevo a la hora de cepillarse los dientes.

Otra gran ventaja de los cepillos de dientes eléctricos, es que además los puedes encontrar con acción ionizante, algo que con los cepillos de dientes convencionales no ocurre. Esta característica revolucionaria, los ha convertido en los más recomendados por dentistas y odontólogos de todo el mundo.

¿Qué es eso de la acción ionizante?

Pues es un mecanismo muy sencillo que actúa contra la placa bacteriana y hace que el cepillo sea aún más eficaz. Consiste en la existencia de una pequeña barra de dióxido de titanio que se encuentra en su interior, con estos cepillos ya no necesitarás utilizar más dentífrico, estos cepillos sólo necesitan para su funcionamiento luz, ya sea solar o de una bombilla, y agua.

La barra de dióxido posee iones negativos, igual que los dientes, mientras que la placa los posee positivos, por eso es atraída por los dientes y se adhiere a ellos. Lo que hacen estos cepillos es cambiar la polaridad de los dientes y de esta manera atraen ellos mismos los restos de placas que puedan tener. Con los cepillos de dientes eléctricos sentirás que tu higiene bucal es completa.