La lactancia materna es una de las partes más especiales de la maternidad, refleja la dependencia del niño con respecto a su madre, la necesidad de continuar vinculado a ella para ser alimentado. Pero ¿qué hacer cuando no producimos suficiente leche para amamantar a nuestro bebé?  La solución incluye optar por sustitutos como la leche Blemil 1 y junto con ella, una formación especial para ti.

Estos sustitutos, son compuestos lácteos tan completos como la leche materna, son ideales para garantizar su correcta alimentación durante los primeros 6 meses, mientras el recién nacido se acostumbra a comer progresivamente cremas o papillas y posteriormente algunos sólidos blandos.

Para seleccionar la que tu bebé necesita ten en cuenta su edad, porque estos productos serán oportunos según las etapas de su crecimiento; de igual forma, considera que durante los primeros meses necesitará de la mayor cantidad de vitaminas y nutrientes que le ayuden a crecer sano y fuerte, indagando sobre la composición de la fórmula sabrás la que más conviene a tu pequeño.

Leche Blemil 1 puede ser una solución, pero ¿Y el vínculo maternal?

Leche Blemil 1La lactancia materna está caracterizada por ser una fase en la que se crea una conexión particular entre la madre y el niño. El no poder amamantar crea en muchas madres inseguridad en relación a este punto, además de exponerlas a sufrir depresión.

Seguramente, todas las maravillas que has escuchado y leído sobre la lactancia materna te han hecho anhelar este momento desde el embarazo y por ello, es normal que sientas cierta decepción. Pero tienes que saber que ésta no es la única forma de crear un vínculo especial con tu pequeño.

Tu bebé necesita sentir que tú estarás allí para él siempre que sienta temor, soledad o alguna necesidad; son tus atenciones las que verdaderamente crearán el lazo entre ustedes.

La forma en que atiendes a su llanto, cada vez que lo alimentas, acaricias, si le cantas o haces reír, todas las expresiones de amor que tengas con él, serán las que le harán identificarte como su mamá, su protectora y la mujer que más le ama. Así que no te preocupes, tienes toda tu vida por delante para demostrarle cuánto le amas.