Posicionamiento de páginas web

Hoy día es muy común escuchar o leer acerca de la optimización de los sitios virtuales, pero para qué se debe hacer ese trabajo, algunos dudarán con respecto a realizar esa inversión de tiempo y dinero, y si se puede hacer por uno mismo o hay que contratar los servicios de expertos en el marketing digital. Lo cierto, es que las estrategias SEO (Search Engine Optimization) son las que permiten el ascenso en el posicionamiento de páginas web.

Podemos tener un diseño web muy bonito, al menos para nosotros mismos y para nuestros amigos, pero ¿será suficiente para conseguir la cantidad de ventas que deseamos? El principal objetivo de un espacio digita es darnos a conocer y viene la pregunta ¿cómo destacar en medio de tantos competidores? Es allí en donde toma relevancia la labor que se haga para mejorar el posicionamiento en buscadores.

Los motores de búsqueda operan acorde a unos algoritmos para otorgar un puesto a las web que respondan a las necesidades de sus usuarios, esto se hace en función de las llamadas “palabras claves”. Así cuando una persona solicita información acerca de lo que le interesa, obtendrá un listado de los sitios que mejor valorados estén para el tema en cuestión.

Lo que pretenden los motores es que aparezcan de primero los que demuestren tener la mejor calidad posible, esto está relacionado principalmente con el contenido, pero también con otros criterios de estructura, programación, usabilidad, velocidad, diseño, etc. Y en eso trabajan los expertos en posicionamiento, en realizar una auditoría web para determinar qué aspectos están bien y cuáles ameritan ajustes.

Posicionamiento de páginas web
Posicionamiento de páginas web

La optimización contribuye con las conversiones

Procurar la optimización del sitio no solo es favorable para conseguir un buen puesto en los resultados de los buscadores, sino que los visitantes se transformen en clientes. De nada vale tener un buen producto u ofrecer un excelente servicio si la web no se entiende, está escueta, tarda mucho para cargar, no está completa; en fin, no sea pragmática para los usuarios.

Al cumplir con las condiciones que promueve el SEO se estará en gracia con los buscadores y con los usuarios. El problema está en que esas directrices no son permanentes, dado que los programas de los motores se van ajustando a las demandas y preferencias de los cibernautas y a los avances tecnológicos; por lo tanto, hay que ir tras la pista de sus cambios.

Lo más conveniente es dejar este trabajo de auditoría y mantenimiento a las agencias expertas en marketing  online, específicamente en lo concerniente al posicionamiento de páginas web.