Cuando adquirimos una piscina desmontable, seguro que lo primero que nos viene a la mente es la seguridad de todos los miembros de nuestra familia, desde los niños de la casa hasta las mascotas. Muchas son las opciones que encontraremos para lograr una mayor seguridad en nuestra vivienda, desde colocar la piscina por encima del suelo, hasta quitar la escalera de acceso de la piscina, pasando por colocar una cubierta para evitar que se caiga en el interior.

Pero si pensamos que todo esto no es suficiente para garantizar la seguridad de nuestra familia y de los que queremos, una estupenda opción es vallar la zona del jardín donde se encuentra la piscina y tenerla bajo llave. De este modo, tanto los más pequeños de la casa como nuestros animales no sufrirán ningún tipo de altercado pudiendo caer dentro del tanque de agua de nuestra piscina, y es que todos sabemos los curiosos que son los niños y los animales.

Las piscinas toi reúnen todas las cualidades para disfrutar en los meses de verano e invierno (gracias  a las bombas de calor) de un buen baño, pero evidentemente toda piscina en casa de familias con menores puede conllevar un riesgo si no se toman las medidas de seguridad necesarias para evitar todo tipo de accidentes. Por ello, en ocasiones se opta por colocar alrededor de la piscina una valla de seguridad que aporte mayor tranquilidad a los adultos.

Disfrutar de nuestra piscina no tiene por qué convertirse en un sin vivir para proteger a nuestros hijos y mascotas, ya que con una sencilla valla pondremos una gran barrera que logrará proteger la vida de nuestros hijos y mascotas por muy poco dinero, ya que ofrece plena seguridad. Aunque evidentemente, a pesar de colocar una valla, también se aconseja quitar la escalera del interior de la piscina y cubrir con una lona la misma para quedarnos aún más tranquilos o si olvidásemos cerrar bajo llave la valla. Disfruta de tu piscina desmontable sin poner en riesgo a tu familia.

2013-04-16 12 36 41